Verónica Jager, fundadora de la dinastía Nosiglia: alas y buen viento (ENTREVISTA)

Verónica Jager, esposa de Wálter y madre de Daniel y Wáter Jr, los Nosiglia, impertérritos pilotos bolivianos que compiten en el Rally Dakar, el más peligroso del mundo, patentó el sábado su filosofìa de no "cortar las alas" a nadie que aspire a volar hasta alcanzar sus sueños. La dinastía de los Nosiglia, cuyo sello lleva ya el Dakar, se engendró en su corazón y regazo.

     Su esposo y amor de vida, Wálter, de 56 años, y sus hijos ventiañeros 'Waltico' y Daniel, llevan en la sangre la pasión por el deporte de motores y contra eso esta mujer nacida en La Paz yq ue sin decirlo musita cada enero el nombre del altísimo entre labios, ha decidio no presentar oposición pese a que el amor de madre, esposa y compañera debe emanar sentimientos en contrario.

    En una entrevista con la ABI, Verónica Jager (VJ) habló sobre las ganas, el esfuerzo y el "entrenamiento duro" de los Nosiglia, de motos y cuadriciclos. Solo su regalón, Daniel, de 23 años, continúa en carrera y cruzará este sábado la meta en la Córdoba, después de recorrer 9.000 km por suelo peruano, boliviano y argentino.
 
    ABI: ¿Es mejor oponerse a que corran o alentarlos a continuar?

    VJ: Obviamente que apoyarlos, porque si no es como cortarle las alas a un pajarito. Lo vas a matar. Hay que apoyarlos y hay que estar siempre ahí.

    ABI: ¿Qué siente al ver a su esposo y a sus hijos correr en el Dakar?

   VJ: Es complicado. Me siento feliz, porque veo a mi familia cumplir sus sueños, porque trabajan todo el  año para esto, pero también preocupada por los accidentes y por las cosas que uno ve.

    ABI: ¿Y qué sensación le dejó cuando Wálter y Walter Jr. abandonaron la competencia?

    VJ: Sentí mucha tristeza, porque veo todo el esfuerzo que le ponen todo el año y Waltico solo pudo correr cuatro etapas. Le faltó tiempo creo. Y Wálter también arriesgó todo. Arriesgó su propia salud, la peleó hasta el final y me dio mucha pena, porque yo lo veo sacrificarse tanto por esto y me dio pena que no logró concluir.

    ABI: ¿Qué tan importante es el apoyo del pueblo boliviano para el equipo Nosiglia?

    VJ: El ver ese cariño de la gente, éso es lo que más fuerza les da, ganas de hacerlo cada vez mejor.  Ha sido tan impresionante la llegada a Bolivia que eso les 'da ganas de acelerar más', dicen.

    ABI: ¿Qué le contó su hijo Wálter después de abandonar la competencia tras una fuerte caída de la moto?

    VJ: El día que Waltico llegó a La Paz me dijo 'mamá quiero que esto se cure, porque ya empiezo mi entrenamiento para el próximo año, porque no me duró este año mucho el Dakar y al año le pongo más ganas'.
rm/cc                        ABI

 


---------*---------
Scroll to Top