Reportan muerte de niña y 10 casos de rabia canina

Salud intensifica controles para prevenir la propagación de la rabia canina.

En la tercera semana de este mes se registró la primera muerte de rabia canina en el municipio de Cotagaita en el departamento de Potosí y 10 casos de rabia canina en toda Bolivia, según informó el responsable nacional de Zoonosis del Ministerio de Salud, Grover Paredes.

A la presente gestión se presentó un primer caso de fallecimiento por rabia humana registrado en una menor de edad que fue mordida por un animal que vivía dentro de su domicilio, la víctima pertenecía al departamento de Potosí, en la comunidad de Cotagaita y falleció en la ciudad de Cochabamba.

Detalló que hasta la fecha se reportaron 10 casos de rabia canina a nivel nacional, de los cuales siete pertenecen a Santa Cruz, dos a La Paz y uno a Cochabamba.

Paredes aseveró que en enero de 2017 se registraron 15 casos y en la actual gestión, en el mismo período, se reportaron 10 casos de rabia canina, atribuyó la disminución de casos a la última campaña (casa por casa) realizada en los departamentos de Santa Cruz y Oruro.

A pesar de que le número de casos disminuyó no es necesario para combatir el mal, señaló que es necesario que la población conozca que si es mordido por un perro no importa si es el suyo, debe lavarse con agua y jabón e inmediatamente acudir a un centro de Salud.

Informó que al 2017 se reportaron ocho personas fallecidas producto del virus de la rabia, cinco de ellos corresponden a la ciudad de Santa Cruz, dos de ellos a la ciudad de La Paz y uno en Chuquisaca.

En la pasada gestión, el Ministerio de Salud declaró una alerta nacional por el incremento de casos de rabia animal. De acuerdo a los datos del Programa Nacional de Zoonosis del Ministerio de Salud, en el 2017 se registraron 965 casos, cifra elevada que no se registraba hace 10 años atrás, según detalla Paredes.

Paredes lamentó que se registren decesos causados por el virus de rabia porque el país cuenta con las vacunas y protección necesaria para combatir ese mal.

Atribuyó el número de muertes registradas en la pasada gestión a la falta de información que debe ser propiciada por los Servicios Departamentales de cada región dónde se debe orientar a que las personas que reciban mordeduras deben acudir a un centro de salud para evitar fallecimientos.

Paredes afirmó que por día se denuncian de cinco a siete mordeduras y que el 90% de las personas que fallecieron por mordeduras de canes que portaban rabia, desconocían que una mordedura pude ser mortal.


---------*---------
Scroll to Top