Enfermos con cáncer piden liberación de impuestos

   El mediodía de ayer, enfermos con cáncer protagonizaron una protesta en inmediaciones del hospital de Clínicas en Miraflores en demanda de la liberación de impuestos y aranceles para la compra del acelerador lineal que proyecta el Gobierno. Afirman que con ese dinero, alrededor de tres millones de dólares, se puede equipar otras áreas de Oncología.

La representante de la asociación de enfermos con Cáncer, Rosario Calle, explicó que luego del acuerdo suscrito con el Gobierno para la adquisición de un acelerador lineal y la construcción de una infraestructura en abril pasado, se solicitó la liberación de impuestos para la compra de dicho equipo, sin embargo, aseguró que las autoridades mantienen silencio ante el planteamiento de los pacientes.

Calle aseguró que en caso de no ser escuchados por las autoridades saldrán nuevamente en las calles. “Esperamos por lo menos que nos digan qué se puede hacer con esta situación, porque necesitamos una mejor atención para los enfermos con cáncer”, expresó.

Señala que la crisis en salud y sobre todo en los enfermos de cáncer continúa, pese a ello, cifran sus esperanzas en que los próximos meses que faltan para culminar la gestión se lance la licitación del acelerador lineal y en 2018 ya esté funcionando.

Pacientes

Miriam Troche, otra paciente que padece cáncer de mama, rogó a las autoridades por la liberación impositiva y pidió que ese recurso sea destinado a atender las necesidades de los enfermos más pobres que llegan de las áreas rurales y que en algunos casos, mueren por falta de tratamiento debido a que no tienen los suficientes recursos para cubrir una quimioterapia que por sesión cuesta entre 500 y 2.000 bolivianos.

“El cáncer no se cura en un día o semanas, los medicamentos son caros. Pedimos que no se cobre impuestos por la compra del acelerador y con esa plata ayudar a los hermanos que llegan del campo y por falta de plata se mueren”, relató.

Tratamiento costoso

A diario se escuchan historias de personas que viven una odisea y hacen sacrificios para conseguir los recursos económicos para su tratamiento.

Estos sacrificios van desde sacar créditos bancarios hasta vender su ropa, pasando por la venta de terrenos, garrafas y cualquier otra posesión de valor.

Según reportes de que un paciente gasta entre 120 y 160 mil bolivianos ya que hay fármacos que valen hasta Bs 35.000. (ANF y EL DIARIO)

El diario.


---------*---------
Scroll to Top