Acusados de estelionato en cárcel

En audiencia de medidas cautelares, el juez séptimo de Instrucción en lo Penal instruyó la mañana de ayer, la detención preventiva, en la cárcel de San Pedro, para Royer Héctor Guzmán Sanjinés y, en el Centro de Detención Femenina de Obrajes, para Narda Burgoa Salazar (alias Escarlet Alarcón).

Al término de la audiencia y ante la negativa del fiscal García de brindar la información respecto a la conclusión del proceso; el abogado de los afectados Santos, Jánober Rojas, confirmó la decisión del Juez Séptimo de Instrucción en lo Penal.

“Estas dos personas estafaron a varias víctimas, preliminarmente se conoce que el daño llega a los 80 mil dólares, pero hasta el momento ya son más de 25 víctimas”, informó Rojas.

VÍCTIMA

Cornelio Llave, invidente, fue una de las víctimas de esta pareja de estafadores que le sonsacaron seis mil dólares por el anticrético de una habitación. Estos dos individuos lo engañaron diciendo que estaba arreglando la cañería del baño y nunca le entregaron las llaves de la habitación.

“Quiero que me devuelvan mi dinero no pensé que iban a engañar a un invidente”, protestó la víctima.

Entretanto, el jefe de la División Económicas y Financieras de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc), capitán Freddy Vargas, confirmó la existencia de más víctimas de estos dos estafadores.

La mañana del miércoles pasado, el personal de la División Económica Financiera de la Felcc aprehendió a Royer Héctor Guzmán Sanjinés y Narda Burgoa Salazar (alias Escarlet Alarcón), acusados por los delitos de estelionato y estafa múltiple que asciende a 80.000 dólares informó el capitán Vargas.

Estas dos personas subalquilaron un inmueble destinado a un hostal en la zona de Sopocachi en montos que varían desde los 9 a 12 mil dólares.

Estos individuos ya fueron aprehendidos por el delito de múltiple estafa y estelionato, pero consiguieron librarse de la cárcel por un acuerdo con sus víctimas.

En este último caso la denuncia contra esta pareja nació del propietario, quien fue alertado por uno de los vecinos del edificio, que lo buscó para solicitarle una habitación en alquiler en un precio más bajo al que pedían los supuestos dueños.


---------*---------
Scroll to Top